NOTICIAS

Comer manzanas ayuda a la salud bucal

Masticar manzanas después de las comidas tiene una serie de beneficios para tu salud bucodental ya que limpia la superficie de los dientes y refuerza las encías. Protege los dientes disminuyendo las posibilidades de que se forme placa bacteriana.

Cuando mordemos una manzana, al ser un alimento duro, arrastramos las pequeñas partículas que se hayan podido quedar pegadas a nuestros dientes, limpiándolos de forma parcial. Por el contacto con la superficie del diente consigue algo parecido a lo que buscamos con las hebras del cepillo dental al frotar la superficie del esmalte, un barrido de la placa bacteriana. Además ayuda a regular el pH de la boca y contiene propiedades bactericidas contribuyendo a eliminar las bacterias que provocan el mal aliento, las caries u otras enfermedades de los dientes.

También estimula la producción de saliva. Aún así, tenemos que saber que aunque comer manzanas a mordiscos puede contribuir a mantener una buena higiene bucal, nunca sustituye el cepillado dental. 

Reduce el riesgo de caries respecto a otros alimentos más dulces y pegajosos. Ayuda a desprender manchitas superficiales al actuar de forma parecida al cepillo de dientes por el roce con el esmalte al morderla. Además es un alimento que no tiñe los dientes.

Es importante no olvidar que es imprescindible cepillar nuestros dientes idealmente después de cada comida y no olvidar que el cepillado más importante es el de la noche.

VOLVER DEC 21, 2017